UNA BODA EN EL CAMPO PARA COPIAR

Hola chicas, hoy el tema va de bodas, lo que me gusta a mí una boda ¡madre mía! pero esta vez, ha sido muy diferente a las bodas a las que os tengo acostumbradas, ésta, ha sido toda una novedad y la verdad es que me ha encantado.

El sábado pasado sábado se celebró la boda de un primo de mi marido en un pueblecito de Burgos, la pareja se casó el viernes en el Juzgado de manera privada y el sábado hicieron una fiesta en el campo para la familia y amigos.

Al llegar al pueblo, ya sabía que la boda iba a estar genial y la verdad que no me decepcionó para nada, el día estaba precioso, un sol radiante y el paisaje estaba súper verde gracias a las lluvias de este año.

Montaron una carpa donde organizaron las mesas para los comensales, el tapiz de las sillas era azul con topitos amarillos, la mantelería blanca y en el centro de la mesa paniculata en un bote de cristal forrado con yute sobre una base de madera redonda, que daba un toque campestre.

Cuando llegamos, había una charanga que estaba amenizando el cóctel, habían preparado una zona chill out con mesas de palets y alpacas a modo de bancos, todo ello decorado con farolillos, cortinas de luces y las propias ramas de los árboles, lo cierto es que bien podría tratarse de una famosa e instagrameable terraza de Madrid, per no, era un rinconcito con mucho love en una boda muy diferente.

Ellos no hicieron ningún tipo de ceremonia, pues como os decía ya habían firmado el día de antes en el Juzgado y solamente querían pasar un día junto a su familia y sus amigos y pensaron en hacer una fiesta y menuda fiesta, después de comer, vino otra charanga que sacó a la gente a bailar y para los peques alquilaron un castillo hinchable (idea genial para apuntar) y por la noche hubo una cena a base de picoteo y concierto. Esta boda estaba garantizada.

Tengo que apuntar que me pareció una idea genial para la gente que no quiere pasar por el altar o hacer una boda civil tradicional, sino que lo único que quieren es pasar un rato en familia, eso sí, el dress code era “INFORMAL” allí íbamos a pasarlo bien, el novio iba en vaqueros, camisa blanca y playeros, la novia llevaba un vestido largo de fiesta, con el cuerpo en pedrería y falda rosa de tul, estaba guapísima.

Así que en cuanto tuve la invitación en mis manos, empecé a darle vueltas al look, pues ya especificaban que teníamos que ir cómodos, nada de ir demasiado puestos.

Al principio pensé en llevar un mono largo de Mango y como complemento un canotier, pero cuando me probé el mono, la mona parecía yo, me quedaba fatal, así que rápidamente a cambiar de atuendo y digo rápido porque si la boda era el sábado, el jueves yo estaba buscando outfit todavía.

Finalmente me decidí por un vestido negro de corte midi, tipo bata, de color negro del año pasado de Zara y lo combiné con unas alpargatas de cuña, de color rosa de Break&Walk (por cierto, comodísimas) pendientes de Bijou-Brigitte, bolso de edición limitada de Mango (también lo había en color negro) y el peinado, elegí un moño decorado con un pañuelo súper colorido en tonos rosas de Mango (nueva colección).

Tengo que decir que iba súper cómoda, de hecho es la boda a la que más cómoda e ido en la vida, para la tarde me llevé unos playeros blancos de Stradivarius (nueva colección) para estar aún más cómoda si cabe. Os dejo las fotos del look a ver si os gustan o si al menos os sirven de inspiración. Gracias por leerme chicas, me encantaría saber vuestra opinión. Besitos!!!

DSC_0875

DSC_0857DSC_0859DSC_0862DSC_0864DSC_0865DSC_0866DSC_0867DSC_0868DSC_0882

 

Vestido: Zara (otra temporada)

Alpargatas: Break&Walk

Pañuelo: Mango

Bolso: Edición Limitada de Mango

Pendientes: Bijou-Brigite

Playeros: Stradivarius

Anuncios

LOOK DIARIO – AZUL Y ROSA

¡¡ Hola!! ¿Qué tal va la semana? Yo deseando que llegue el buen tiempo y esta vez sea para quedarse.

Hace unos días que Lorenzo se dejó ver por aquí por Madrid, pero otra vez ha decidido tomarse un descanso… De todos modos en cuanto sale un rayo de sol aprovechamos para sacar la ropa de primavera-verano del armario, así que os he preparado una propuesta con una blusa de rayas en tonos azul y blanca y la prenda estrella de mi armario, los jeans.

Me encantan los vaqueros, me siento súper cómoda con ellos y en realidad creo que no hay prenda más funcional que ellos, los puedes combinar y hacerte un look casual y cómodo o ponértelo con una blusa y una blazer y conseguir un look más cuidado.

Lo que os digo, en este caso, rescaté un blusa de la temporada pasada de rayitas azul y blanca, muy fresquita y enseñando hombros, que he combinado con unos jeans y  zapatito bajo destalonado en rosa empolvado.

Cuando me pongo esta blusa, me gusta maquillarme los labios con tonos rosa, este en concreto es de KIKO, aunque en realidad con tonos rojos también queda fenomenal, pero me parece que con el rosa se consigue un toque más dulce, ¿Qué os parece, os gusta?.

PANTALONES:  Stradivarius

BLUSA: Tienda Local

BAILARINAS: Mango

GAFAS DE SOL: Hawkers

BARRA DE LABIOS: Kiko Cosmetics

FOTOGRAFÍAS: Marian Molina