LOOK INVITADA – VESTIDO NEGRO

¡¡Hola!! ¿Cómo va la semana? Yo la verdad es que no me puedo quejar…Currando pero contenta, os traigo de nuevo una propuesta para Look de Invitada Low Cost y muy apañado, espero que os guste.

Sé que el tema del vestido negro en las bodas está un poquito vetado, pero he de decir que en este aspecto soy un poco rebelde, amo el color negro, es súper favorecedor, te permite ponerle cualquier complemento y siempre es un acierto.

Como siempre os digo, yo muestro una versión low cost en concreto, pero en realidad la finalidad de este post es la de inspirar, quiero decir, que no hay que ir corriendo a la tienda a buscar el mismo vestido y los mismos complementos, sino pillar la idea y poder reproducirla cada una a su manera, pero que sepáis que no hace falta gastarse un pastón en los vestidos para conseguir ser la invitada perfecta.

Pero lo bueno de este look, es que este vestido es súper ponible, con sandalias altas, con sandalias bajas, con stiletto, con peep toes… lo acepta todo, ¿no os parece?

Este vestido negro lo he combinado con una diadema de flores preservadas roja, es una diadema grande, pero es lo que os digo, la simpleza de este vestido, deja margen para poder poneros accesorios que destaquen, en realidad la estrella de este look, obviamente no es el vestido sino la diadema, que a mí personalmente me encanta.

Bueno, no me enrollo mucho más y os dejo las fotos del look a ver qué os parecen, espero vuestros likes y vuestros comentarios, os deseo un feliz día!!

Ulilove-78Ulilove-79Ulilove-81Ulilove-82Ulilove-85Ulilove-86Ulilove-87Ulilove-88

 

Vestido: Zara

Sandalias: Zara

Pendientes: H&M

Diadema: Ulilove

Maquillaje de Labios: Clinique

LOOK INVITADA – MONO DE FLORES

¿Qué tal por ahí? Yo aquí trabajando, pero bien, porque eso quiere decir que ya he estado de vacaciones y estoy con las pilas cargadas y a tope, con lo que estoy consiguiendo mantener el blog más actualizado y poder contaros cositas interesantes por aquí, como éste nuevo look de invitada, basado en un mono de flores precioso de Zara (por cierto, ahora está de rebajas).

He pensado que este look os gustaría, he cambiado un poco el vestido por un mono estampado de flores, en tonos verdes, azul y amarillo pero, no en su versión más estridente, sino todo lo contrario, son colores suaves que favorecen mucho, sobre todo en esta época que ya hemos cogido un poquito de color (ojo, en las fotos no me había dado el sol, ahora me quedaría un poco mejor, jajaja)

Para combinar el mono, Mirian de Ulilove me hizo una diadema de flores preservadas en azul, que como podéis ver en las fotos la pusimos casi a modo de corona, podéis elegir la versión que más os guste y más cómodas os sintáis.

Como complementos utilicé unos pendientes de Mango de otra temporada que tiene una piedra en color rosa empolvado y los zapatos, reutilicé unos salones que tengo en color visón, con tacón y pulsera dorados, pero bueno ésto sólo es una idea, aunque reconozco que a mí los vestidos largos y los monos largos me gustan con zapato cerrado, en vez de sandalia abierta por delante, ¿vosotras que preferís?.

Os dejo las fotos de la sesión a ver qué os parecen y como siempre os digo, espero que os sirvan de referencia o de inspiración, feliz día!!

Ulilove-57Ulilove-58Ulilove-59Ulilove-60Ulilove-61Ulilove-62Ulilove-63Ulilove-64Ulilove-65Ulilove-66Ulilove-67Ulilove-68Ulilove-69

Mono: Zara

Pendientes: Mango (otra temporada)

Fotografía: Marian Molina

Diadema: Ulilove

UNA BODA EN EL CAMPO PARA COPIAR

Hola chicas, hoy el tema va de bodas, lo que me gusta a mí una boda ¡madre mía! pero esta vez, ha sido muy diferente a las bodas a las que os tengo acostumbradas, ésta, ha sido toda una novedad y la verdad es que me ha encantado.

El sábado pasado sábado se celebró la boda de un primo de mi marido en un pueblecito de Burgos, la pareja se casó el viernes en el Juzgado de manera privada y el sábado hicieron una fiesta en el campo para la familia y amigos.

Al llegar al pueblo, ya sabía que la boda iba a estar genial y la verdad que no me decepcionó para nada, el día estaba precioso, un sol radiante y el paisaje estaba súper verde gracias a las lluvias de este año.

Montaron una carpa donde organizaron las mesas para los comensales, el tapiz de las sillas era azul con topitos amarillos, la mantelería blanca y en el centro de la mesa paniculata en un bote de cristal forrado con yute sobre una base de madera redonda, que daba un toque campestre.

Cuando llegamos, había una charanga que estaba amenizando el cóctel, habían preparado una zona chill out con mesas de palets y alpacas a modo de bancos, todo ello decorado con farolillos, cortinas de luces y las propias ramas de los árboles, lo cierto es que bien podría tratarse de una famosa e instagrameable terraza de Madrid, per no, era un rinconcito con mucho love en una boda muy diferente.

Ellos no hicieron ningún tipo de ceremonia, pues como os decía ya habían firmado el día de antes en el Juzgado y solamente querían pasar un día junto a su familia y sus amigos y pensaron en hacer una fiesta y menuda fiesta, después de comer, vino otra charanga que sacó a la gente a bailar y para los peques alquilaron un castillo hinchable (idea genial para apuntar) y por la noche hubo una cena a base de picoteo y concierto. Esta boda estaba garantizada.

Tengo que apuntar que me pareció una idea genial para la gente que no quiere pasar por el altar o hacer una boda civil tradicional, sino que lo único que quieren es pasar un rato en familia, eso sí, el dress code era “INFORMAL” allí íbamos a pasarlo bien, el novio iba en vaqueros, camisa blanca y playeros, la novia llevaba un vestido largo de fiesta, con el cuerpo en pedrería y falda rosa de tul, estaba guapísima.

Así que en cuanto tuve la invitación en mis manos, empecé a darle vueltas al look, pues ya especificaban que teníamos que ir cómodos, nada de ir demasiado puestos.

Al principio pensé en llevar un mono largo de Mango y como complemento un canotier, pero cuando me probé el mono, la mona parecía yo, me quedaba fatal, así que rápidamente a cambiar de atuendo y digo rápido porque si la boda era el sábado, el jueves yo estaba buscando outfit todavía.

Finalmente me decidí por un vestido negro de corte midi, tipo bata, de color negro del año pasado de Zara y lo combiné con unas alpargatas de cuña, de color rosa de Break&Walk (por cierto, comodísimas) pendientes de Bijou-Brigitte, bolso de edición limitada de Mango (también lo había en color negro) y el peinado, elegí un moño decorado con un pañuelo súper colorido en tonos rosas de Mango (nueva colección).

Tengo que decir que iba súper cómoda, de hecho es la boda a la que más cómoda e ido en la vida, para la tarde me llevé unos playeros blancos de Stradivarius (nueva colección) para estar aún más cómoda si cabe. Os dejo las fotos del look a ver si os gustan o si al menos os sirven de inspiración. Gracias por leerme chicas, me encantaría saber vuestra opinión. Besitos!!!

DSC_0875

DSC_0857DSC_0859DSC_0862DSC_0864DSC_0865DSC_0866DSC_0867DSC_0868DSC_0882

 

Vestido: Zara (otra temporada)

Alpargatas: Break&Walk

Pañuelo: Mango

Bolso: Edición Limitada de Mango

Pendientes: Bijou-Brigite

Playeros: Stradivarius

RAMOS PARA NOVIAS DIFERENTES

¿Qué tal chicas? Hoy os voy a mostrar una entrada diferente, es una sesión de fotos súper chula que hicimos con Miriam de Ulilove donde os mostramos unos ramos de novia fuera de lo común, pero que a mí personalmente me encantan.

En esta sesión de fotos nos lo pasamos pipa, empezamos poco a poco a hacer fotos y de repente la inspiración nos atrapó, poco más y montamos un decorado en medio del parque, pero estoy segura que el trabajo mereció la pena y cuando veáis las fotos, seguro que pensáis como yo.

Nos apetecía recrear la Toscana, pero bueno, en fin, estábamos en Coslada, así que había que echarle un poco de imaginación, pero con Marian y Miriam las risas y la creatividad estaban aseguradas.

Yo me puse un vestido súper chulo, cómodo y muy favorecedor de Zara, que tenía un escote tipo Bardot, de corte midi, de rayas y una abertura en las piernas más que sugerente, la sesión, como no podía ser de otra manera, la hice descalza y como complemento una corona hecha por las mágicas manos de Miriam a base de paniculata.

En las fotos, os muestro tres ramos diferentes, pero con una cosa en común, la sencillez, el primero de todos es un ramo de lavanda, me encanta, fino, con algo de color y sobre todo un olor riquísimo, esto me recuerda a la boda de Cris y Pepo, ella llevaba un ramo de lavanda y esa era la paleta de colores sobre la que se trabajó para hacer esa bonita boda, si queréis saber más sobre el enlace, sólo tenéis que pinchar aquí.

La segunda opción de ramo, es delicado, pero a la vez con carácter, digo con carácter, porque es un ramo atrevido, pero a la vez clásico, es de tonalidad suave, pero también alegre, no sé, me parece perfecto, me imagino en una boda en el campo, con un vestido ajustado y calado, con un poquito de cola, de manguita corta, con una espalda de infarto y este maravilloso ramo… ¿os lo imagináis?

Y la última elección, fue un “simple” ramo de eucalipto y stoebe, sí, si, eucalipto, el ramo que expresa sencillez, el ramo que deja ver tu vestido con toda claridad, sin agobios, sin cargar el ambiente, el que muestra una novia segura de sí misma, el que marca la diferencia, a mí me parece una idea súper chula, aunque también es cierto que creo que es un ramo dedicado a una novia especial y diferente, ¿serás tú esa? ¿Qué os parece? ¿Os atreveríais?, estamos bastante acostumbradas a los ramos de novia tradicionales y quizás estas ideas cuesten afianzarse en nuestras mentes, pero estoy segura que os terminarán conquistando como ya lo han hecho conmigo.

Os dejo las fotos de la sesión, espero que os gusten tanto como a mí, gracias a Marian y a Miriam, que me hicieron pasar una mañana diferente y divertida.

f1b21a88-d09a-47d6-8377-e689c6893c75b266d870-0ea8-47b3-9823-17967c5f483292b17ca2-4407-4457-8069-55b5538d565f3a72b7e6-f7c2-4786-93fb-e0563750f954

Vestido: Zara

Ramos: Ulilove

Corona: Ulilove

DE COSLADA A LA TOSCANA

¿Qué tal va la semana? Igual os sorprende un poco el título de hoy ¿no? pero no os preocupéis, que en cuanto vayamos entrando un poco en profundidad os daréis cuenta de que mis palabras tienen todo el sentido del mundo.

Es conocida mi gusto por las bodas y todo lo que a ellas rodea y una de las partes más importantes en una boda es la decoración floral.

Ahora mismo hay una tendencia clara en cuanto a este tema y son las flores preservadas, a mí me chiflan estas flores, tienen un aire delicado y campestre que me encanta, pero lo mejor de ellas, es que son duraderas y tienen una aire boho que me encanta.

No sólo las hemos visto como decoración, sino que cada vez se empiezan a ver más ramos de novia con este tipo de flores, pero no solamente sirven para bodas, sino que también pueden hacerse centros de mesa, tocados, letras personalizadas…

Hace unas semanas descubrí a ULILOVE, un taller de artesanía floral preservada y entonces me enamoré, sí, me enamoré de su estética, de su gusto, de su calidez, de su armonía, de su delicadeza…

Me puse en contacto con su creadora y la conexión fue instantánea, un sentimiento de “buena vibra” me recorrió el cuerpo y supe que tendría que pasarme por su showroom para ver sus trabajos en vivo y en directo, aunque ya le había encargado una de sus maravillosas tacitas para regalarle a una buena amiga y el resultado fue perfecto.

Estas tacitas son un puntazo, son un regalo perfecto, distinto y original, puedes elegir el tamaño pequeño o la de tamaño desayuno, además te las decora con la frase que tú elijas y las flores en la tonalidad que tu escojas.

En fin, como os decía, finalmente me pasé con Marian por el showroom de Miriam en Coslada y tengo que deciros que fue amor a primera vista, según abrí la puerta el olor a campo me trasladó a mi infancia en el pueblo de mi madre en Asturias, me pensaba que estaba en verano cuando mis abuelos iban a “yerba” en serio, que sensación más bonita, pero en cuanto vi sus trabajos delicadamente expuestos, me quedé sin palabras, parecía que estábamos en la bella Toscana, sus ramos, sus diademas, sus tocados, sus coronas… Todo destilaba un aire romántico que me dejó prendada.

Por supuesto os digo que Miriam es un encanto, bella por fuera y por dentro, derrocha buena energía, ilusión, iniciativa y creatividad, cualidades más que importantes a tener en cuenta, sobre todo si acudes a ella como novia.

Miriam no sólo realiza ramos de novia, sino que como os decía antes, hace unas tacitas preciosas, que en su versión miniatura me parecen una idea perfecta, además de súper original para regalar a las invitadas, o incluso, hacer la réplica de tu ramo en miniatura y ponerlo en la tacita de desayuno para reglar a alguna amiga o familiar en tu día B, pero ella os puede dar más ideas aún.

Y si no te casas, pero tienes boda, en ULILOVE encontrarás el complemento perfecto para convertirte en la invitada perfecta, puedes escoger entre tocado, diadema, corona… Miriam te hará el complemento que quieras, en los tonos que tú elijas y que más vayan con tu vestido para crear el look ideal, os dejo el enlace al look de invitada que publiqué la semana pasada y así podréis ver el tocado que me hizo Miriam.

Así que nada chicas, si estáis pensando en hacer alguna de las cosinas que os he contado, os dejo el enlace de su página web pinchando aquí  y su correo electrónico (info@ulilove.es)  por si tenéis que hacerle alguna pregunta y además le podéis seguir en Facebook Instagram