DUCHA ¿SOLA O ACOMPAÑADA?

No seáis mal pesadas, bueno o ¿si?, puede que este tema esté explotado, pero reconozco que es algo muy verídico, algo que ocurre a cientos, que digo a cientos, a millones de mamás en el mundo.

Pero esto, también va por ti, sí, sí, por ti, aún no eres madre, pero si algún día decides dar el paso, esto también te pasará, así que sería mejor que lo leyeses para ir tomando apuntes e ir ganando ventaja.

Os voy a ir poniendo en situación, del momento que viví la semana pasada con una amiga en uno de los lugares que más frecuento semanalmente a parte del trabajo “el súper”.

Son las 17:20 horas del martes, entro en el súper en modo “parece que me persigue la policía”, es más hasta parece que la gente me mira, en plan, ésta de donde se ha escapado.

Total, que entro y según cojo un cestito, veo como una mano conocida coge un paquete de adorables magdalenas, de esas que te susurran desde la estantería “cógeme, saboréame, prometo no colocarme en tu trasero, pasaré desapercibida” y yo sigilosa como Shakira, le agarro del culo firmemente y le digo ¡Suelta eso que engorda! (aunque en el fondo estaba deseando comerme una de esas sabrosas magdalenas, pero no había tiempo).

El caso es que mi amiga se dio la vuelta, mitad asombrada (porque alguien le había agarrado del culo) y mitad ¡Anda… me han tocado el culo (tono sexy)!, pero cuando se giró del todo, su cara de asombro cambió, en plan, ¡ah! eres tú. Y comienza nuestra mini conversación.

Dios mira que hora es y yo aquí comprando!! son las 17:20 y a las 17:30 tengo que estar en costura, a lo que ella me responde ¿costura? y le digo sí, ahora me dedico a mis labores.

Así que me dice, pues llevas los mismos pelos que yo (es algo que a esas horas de la tarde empieza a ser muy habitual en casi todas las mujeres, digo lo del pelo) y le digo, si hija, sí, no me da la vida, corriendo tol día, tenía que comprar más cosas, pero voy a comprar lo justo y necesario para pasar lo que queda de día y la mañana de mañana, así que sólo cogeré pan y leche.

Ella que va más relajada, porque su hija está con su padre, me dice, venga te acompaño (vamos, que me acompaña por los pasillos) mientras vamos hablando y ya me dice que ella va a darse una ducha tranquilamente ya que está sola. En ese momento mi cara cambia a dios, eres mi heroína!! Una ducha sola, ¿qué es eso?, ah sí, tengo como vagos recuerdos de lo que era eso, creo que lo hacía hasta que dí a luz, recuerdo que podía estar el tiempo que quisiese bajo el agua, ah dios! Ya recuerdo, podía hasta darme exfoliante por el cuerpo, oh dios!! espera, espera, que luego me echaba crema al cuerpo… Pero de repente me toca pagar en la caja y vuelvo a la realidad.

unknown-2

El caso es que en el grupo de whatsapp de mi “chupipandi” mi amiga saca el tema de darse la ducha sola, a lo que otra amiga le contesta: ¿pero darte la ducha sola o acompañada? a lo que tristemente contestamos todas,  nah! casi mejor sola!!

images-2

Sí, quizás sea un tópico, pero prometo que es muy realista, darse una ducha sola es un lujo, aunque también os digo que ya no me imagino dándome duchas sola siempre (alguna vez sí eh?) prefiero que el enano que vive en mi casa abra la puerta del baño y me diga “mamá yo tamien quieo baña”

fotos-de-madres-ahmed-mohamed-01

Espero que os haya gustado, divertido o que os hayáis sentido identificadas, si es así me gustaría saber vuestras experiencias y que compartáis, feliz día chatin@s!!

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.